fbpx

Llevar a Jesucristo a los Pobres

Hay que instruir a los ignorantes, evangelizar a los pobres. Es la misión de Nuestro Señor. Es la misión de todo sacerdote, particularmente la nuestra: es nuestra herencia. Ir a los pobres, hablar del Reino de Dios a los obreros, a los humildes, a los pequeños, a los abandonados, a todos los que sufren. ¡Se nos permite ir como Nuestro Señor, como los apóstoles, “a los lugares públicos y a las casas” (Hch 20, 20), a las plazas, las fábricas, las familias, a llevar la fe, predicar el Evangelio, catequizar, dar a conocer a Nuestro Señor! (P 4, 161).

Tener el Espíritu de Dios lo es Todo

Las inspiraciones del Espíritu nos preceden, actúan en el ejercicio del ministerio y continúan cuando nos hemos marchado. Sus inspiraciones son tan suaves, tan finas, tan imperceptibles algunas veces, por no decir siempre, que es difícil captarlas, comprenderlas y aceptarlas. Por el contrario, la ciencia, la razón, el mundo, los hábitos hacen tanto ruido alrededor nuestro, que se hace muy difícil oírle y seguirle perfectamente (VD 28-29). Sean santos. Ese es todo su trabajo de cada día… (Carta a sus seminaristas, 105 [1875]). ¡Es verdad, los santos transforman al mundo!

Conocer a Jesucristo lo es Todo

Conocer a Jesucristo es adherirse a Él, es dejar que su Espíritu nos vaya dando cotidianamente la forma interior y exterior de discipulos y apóstoles. Es vivir un sacerdocio radical según el Evangelio. El razonamiento mata el Evangelio y priva al alma de ese impulso que nos llevaría a seguir a Jesucristo y a imitarle en su belleza evangélica. Los santos no razonan tanto. ¡Porque hay tantos razonadores, por eso hay tan pocos santos! (VD 127).

Nuevas Publicaciones

SUBSIDIO DE PREPARACIÓN A LA HOMILÍA DEL DOMINGO XI DEL TIEMPO ORDINARIO

HOMILÍA DE MONS. LUIS MARTÍN BARRAZA / DOMINGO X ORDINARIO / Ciclo “B”

SOBRESALIENTES

SUSCRÍBETE
y Forma Parte de Nuestra Comunidad

Déjanos tu correo electrónico y te notificaremos de todas las nuevas publicaciones semanales, así como noticias importantes de la comunidad de El Prado Mexicano

¡Ingrese su correo electrónico!

Conocer a Jesucristo lo es todo...

Menu