GUÍA PARA ESTUDIO DE EVANGELIO – Lc 4, 16-21: LA MISIÓN DE JESÚS

PROPUESTA DEL EQUIPO DE CIUDAD JUÁREZ
Semana del 20 al 26 de enero 2014

Lc 4, 16-21: LA MISIÓN DE JESÚS

Circle-Es-Eva-P-Benjamin-Cadena

P. Benjamín Cadena.

 

1.  OCASIÓN DE ESTE  ESTUDIO DE EVANGELIO

Mi labor principal es la formación de los Seminaristas al sacerdocio. También colaboro en la formación de Laicos. Percibo que tanto en los planes de estudio, como en los proyectos pastorales diocesanos, no se expresa suficientemente la ‘opción preferencial por los pobres’ propia de la Iglesia Latinoamericana. Sin embargo, más allá de ello, el Evangelio siempre nos ofrece ‘aguas frescas’ para renovar y profundizar nuestra opción por Cristo, y con El ir a la misión de la Evangelización de los pobres, como signo privilegiado de la Buena Nueva (Lc 7,22).

 

2. INVOCACIÓN  AL ESPÍRITU SANTO

El Estudio de Evangelio en un estudio espiritual. Es decir, lo guía y lo anima el Espíritu de Jesús quien nos habita y nos lleva a la comunión con Él. “Conocer” a Jesús, “Amar a Jesús” y “Seguir” a Jesús –pedagogía del Estudio de Evangelio- es el dinamismo del Espíritu. Por eso lo invocamos:

 

Bendito seas Espíritu Santo, Luz de Dios;

Bendito seas Espíritu Santo, ternura del Padre;

Bendito seas, Espíritu Creador. Ayúdanos a todo pensarlo y  todo construirlo en el mundo desde los pobres, desde lo que ellos son, desde lo que ellos viven, y así serviremos a la liberación de la Iglesia y del mundo.

 

Bendito seas Espíritu Defensor. A través de los que se unen, ven a tomar la defensa de los que han sido heridos en su dignidad.

 

Bendito seas Espíritu Santo, Padre de los pobres. Tú que cantas en la vida de los sencillos. Ayúdanos a aprender de ellos lo que nos enseñan de Ti.

 

Bendito seas Espíritu Santo, Amor vivo de Dios. Ayúdanos a amar al pueblo que nos has confiado, a compartir lo que vive, a acompañar lo que ha organizado, a reconocer y celebrar los signos de Tu Acción. Amén

 

3. TEXTO BÍBLICO:

Lc 4, 16-21

Lee y relee este texto. Escríbelo para fijarlo. Subraya las palabras, o las frases que te calan, que te dan luz, que te dejan inquieto.

 

“Vino a Nazaret, donde se había criado, entró, según su costumbre, en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías, desenrolló el volumen y encontró el pasaje donde estaba escrito:

 

El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.

 

Enrolló el volumen, lo devolvió al ministro y se sentó. En la sinagoga, todos los ojos estaban fijos en El. Comenzó, pues, a decirles: Esta Escritura que acaban de oír se ha cumplido hoy”.

 

4. CONTEMPLA A JESÚS:

A través de este ejercicio de contemplación de Jesús, deja que él pase a tu vida, trata de pasar de la página bíblica a la página de tu vida ministerial.

 

  • Jesús va a Nazaret, donde se había criado, Nazaret no es un pueblo de mucha relevancia ni social, ni religiosa, pero es donde él proclama su misión: ¿Qué movimientos  físicos e interiores he de hacer, para ir a “Nazaret” a cuál “Nazaret”?

 

  • Jesús recibe el volumen del profeta Isaías; ¿Qué percepción tengo de lo que es un profeta? ¿Cómo acojo a los profetas de hoy y qué es lo que están diciendo?

 

  • ¿Qué me llama la atención del escrito profético de Isaías? ¿Qué actualidad le percibo?

 

  • Jesús hace suyo el texto, ¿me siento identificado con esta misión de Jesús? ¿Qué cumplimiento de ella, me invita el Espíritu darle en el hoy de mi vida, de mi pastoral?

 

5. TESTIMONIO: CONVERSIÓN DE  P. ANTONIO CHEVRIER:

“Con el niño de Belén que ha revelado a todo hombre su inalienable dignidad, somos enviados, como Iglesia, preferentemente a los abandonados de la sociedad para abrazar amorosamente sus condiciones de vida: así podrán reconocer, a través de nuestro ministerio apostólico, la presencia de Cristo vivo y su grandeza de hijos de Dios. “Iré en medio de ellos y viviré su propia vida; esos niños verán más de cerca lo que es el sacerdote, y les daré la fe”  (Constituciones de la Asociación de los Sacerdotes del Prado 9).

 

6. RESPUESTA PERSONAL:

  • ¿Cómo me ilumina esta meditación y a que Conversión me llama?
  • ¿Cómo animar a otros a seguir a Jesús?

 

7. ORACIÓN PROPIA

Con tus palabras agradece a Dios las luces recibidas. Formula los llamados y compartelos en equipo.