GUÍA DE ESTUDIO DE EVANGELIO – CUERPO ADULTO, MIEMBROS RESISTENTES

PROPUESTA DEL EQUIPO DE GUADALAJARA
Semana del 16 al 22 de junio de 2014

CUERPO ADULTO, MIEMBROS RESISTENTES

Circle-RF-Francisco-May26-2014
P. Francisco Estrada

Corpus Christi

1.   Ocasión de este Estudio

Tuve noticia  de un presbítero que el día de su ordenación, se sintió humillado porque le ofrecieron la comida en un plato desechable.  No aceptó y no  quiso comer de aquel plato.  

 Suele sucedernos en realidad, e invito a cada uno a hacerlo, que cedemos a condicionantes culturales a veces muy acendrados en nosotros y en nuestros ambientes: el sacerdote, es tratado todavía en nuestros ambientes populares  “como alguien importante”. En las constituciones, el núm. 9, se nos recuerda a los presbíteros la condición de esclavo que asumió el Hijo de Dios en el pesebre. De ahí tomamos nuestra siguiente súplica.

 2.   Invocación al Espíritu Santo

Espíritu del Padre modela mi vida según la condición de esclavo que  asumió tu Hijo Jesús, para que pueda yo abrazar amorosamente las condiciones de vida de los abandonados: es misión permanente en medio del presbiterio de mi Iglesia diocesana. AMEN.

  

Para meditar el Evangelio todos los días…

 Meditaciones diarias que me hagan dócil al Espíritu del Padre, y a la vez un miembro resistente, fuerte, del Cuerpo de Cristo (Is 50,6-7).

 Lunes 16
Al que te abofetee la mejilla derecha, ofrécele también la otra. 

Martes 17
Amen a sus enemigos y rueguen por los que los persiguen

Miércoles 18
Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos

 Jueves 19
Su Padre sabe lo que necesitan antes de que se lo pidan

Viernes 20
Donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón 

Sábado 21
Busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura 

Domingo 22

1ª. Lectura: Dt 8,2-3.14b-16a
Acuérdate de todo el camino que Dios te ha hecho andar durante estos cuarenta años en el desierto…te alimentó en el desierto con el maná…

 Sal 147
Se complace Yahvé en los que lo temen, en los que esperan en su amor.

 
2ª. Lectura: 1Cor 10,16-17
La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con el Cuerpo de Cristo? Y el pan que compartimos ¿no es comunión con la Sangre de Cristo?

3ª. Lectura
Evangelio: Jn 6,51-58

 51“Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.” 52Discutían entre sí los judíos y decían: “¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?” 53Jesús les dijo: “En verdad, en verdad les digo: si no comen la carne del Hijo del Hombre, y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. 54El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. 55Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. 56El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. 57Lo mismo que  el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma, vivirá por mí. 58Este es el pan que ha bajado del cielo; no como el que comieron sus padres, y murieron; el  que coma de este pan vivirá para siempre.”

 

 3.   Dejar pasar a Jesucristo a la vida

Vivir a plenitud es aceptar la persona de Jesús y asumir las acrirudes de Él  en su condición de pobreza, de humildad y de esclavo, y se comparte para los esclavos como pan del cielo.

La justicia, el Reino de Dios hecho realidad, por fin, en Jesucristo. Justicia y Reino de Dios es como la Sangre que le fluye en su interior a Jesús y que le dan vida, eso es beber su Sangre.

Esta actitud de Jesús repugna a los judíos y también a todos aquellos que habían recibido educación de príncipes, haciéndoles creer que eran, aparentemente, de una categoría superior,  evidentemente, a la de los esclavos. ¿Cómo puede este darnos a comer su carne?  Las consecuencias de este rechazo y de una vida prestigiosa aparente, saltan a la vista: desigualdad; desgarre social; violencia; división; y discriminación. Un cuerpo herido, desarticulado… “Despreciable y desecho de hombres, varón de dolores y sabedor de dolencias, como uno ante quien se oculta el rostro, despreciable, y no le tuvimos en cuenta” (Is 53,3).

 

4. Reflexión para hacerse Buen Pan

  1. ¿Cómo vivo estas dos actitudes (la de Jesús: humilde, esclavo; y/o la de los judíos: de elite superior)  actualmente? ¿Cuál más, cuál menos?
  2. Mi origen es humilde ¿Lo acepto? (de familia pobre, como persona; y como bautizado, presbítero, etc… mi origen es en el pesebre de Jesús) Mi origen es diferente. ¿Soy capaz de trabajar para hacerme pequeño?
  3. Además, de acuerdo a la historia, los mexicanos tenemos sangre y cultura indígena, a veces muy sumergida, pero real. ¿Me avergüenzo? ¿Me gozo?
  4. A fin de cuentas, ¿Reconozco y comulgo a Jesús el Mesías, el Hijo de Dios, ejecutado como un esclavo en la Cruz? ¿O me escandaliza?

 

5.     Antonio Chevrier

Constituciones 11

“En el misterio de la Eucaristía, al comulgar de la Palabra y del Cuerpo de Cristo, somos invitados a ofrecernos cada día en sacrificio, haciéndonos alimento de cuantos buscan una respuesta de amor, verdad y liberación definitiva. «Tomaremos como lema de caridad esta palabra de Nuestro Señor: ‘Tomad y comed’, considerándonos como un pan espiritual que ha de alimentar a todos por la palabra, el ejemplo y la entrega».

 

6.     Eco del estudio de Evangelio

 En septiembre del 2013, fui enviado como vicario parroquial, a una comunidad parroquial periférica de la Zona Metropolitana de Guadalajara, del cerro de la primavera, Zapopan, donde se va llenando de ‘paracaidistas’ en terrenos ejidales.

Terrenos propicios para llevar y tirar escombros y basura por todos lados, incluyendo en las mismas calles (de tierra). Igualmente, las personas van siendo ‘acarreadas’ de todas partes de la República por el sistema económico actual, “injusto en su raíz” (EG 59), “esta economía que mata” (EG 53), y ser ‘tirados’ en ese Ejido, en el que todo y todos, lógicamente, son ‘irregulares’.

Realidad deprimente, dolorosa y a la vez,  injusta para el pueblo pero necesaria para fortalecerlo como alimento integral y nutritivo. “¡Aquí tienen al hombre!” (Jn 19,5)

Realidad  a la que me incorporo con gusto, en Jesucristo para esta Iglesia diocesana, en la cual, Jesús, me confía Su ministerio para dignificar a los humillados.

 

 7.     Oración

 

¡Oh Cristo!

¡Qué hermoso y qué grande eres!

 ¡Qué pasión despiertas en mi corazón por ti!

Y a la vez pasión por el pueblo pobre.

Porque sin los pobres quedas descarnado.

Los pobres son tu riqueza y los débiles tu fuerza.

Ahí, donde Tú estás, quiero estar.

Quiero, porque así lo has querido Tú,

Formar parte de Tu Cuerpo, como miembro débil y pobre

Para fortalecerme como buen pan.

A M É N.

 

  

Equipos de Trabajo

HERMOSILLO
Julio de 2014
CIUDAD JUÁREZ
Agosto 2014
Enero de 2014
***CHIHUAHUA***
SEPTIEMBRE 2014
Diciembre de 2013
TORREÓN
Febrero de 2014
GUADALAJARA
Mayo - Junio de 2014
TULA
Marzo de 2014
TLALNEPANTLA
Abril - Mayo de 2014

 

CIUDAD DE MÉXICO
Abril - Mayo de 2014