NOTICIA IMPORTANTE – ANTONIO BRAVO TISNER, PRESBÍTERO – 50 AÑOS DE VIDA SACERDOTAL

NOTICIA IMPORTANTE

ANTONIO BRAVO TISNER, PRESBÍTERO
50 AÑOS DE VIDA SACERDOTAL
31 DE OCTUBRE DE 1965 – 31 DE OCTUBRE DE 2015

Circle-NOTICIA-OCT-20-2015

50 AÑOS DEL DON DE LA CARIDAD PASTORAL

“¡Demos gracias a Dios, que nos ha dado la victoria
por nuestro Señor Jesucristo!” (1Co 15, 57)

 

EN EL 50 ANIVERSARIO DE LA ORDENACIÓN SACERDOTAL
DEL PADRE ANTONIO BRAVO

 

Antonio Bravo Tisner nació en la localidad oscense (Huesca) de Angües en 1942. 

Ordenado sacerdote en 1965, pertenece a la Asociación de los Sacerdotes del Prado.

Durante un año fue responsable de seminaristas españoles en Lyón. En Huesca ejerció como prefecto de teólogos y filósofos en el Seminario y consiliario de la JOC/F.

Entre 1968 y 1983 desarrolló el ministerio sacerdotal como coadjutor y párroco en Madrid, siendo además, sucesivamente, Responsable  de los Sacerdotes del Prado en España, profesor del Centro de Estudios del Seminario de Madrid y Delegado Episcopal de Evangelización de la Arquidiócesis de Madrid. 

Entre 1983 y 2001 ha sido Responsable General de la Asociación de los sacerdotes del Prado. Sería imposible decir aquí todo lo que Antonio a lo largo de esos años dejó para el Prado. Lo consideramos muchos como un tercer fundador, después del P. Antonio Chevrier y Mons. Alfred Ancel. 

Desde junio de 2003, párroco de San León Magno, en Madrid, en donde continúa hasta hoy pero ya no como párroco. En  2004 Delegado Episcopal de Cáritas Española hasta el 2008.  

Como Responsable General del Prado Antonio Bravo nos acompañó como un verdadero hermano durante sus innumerables viajes a México y a América Latina. Sus aportes, llenos de profundidad evangélica y sensibilidad por el mundo de los más pobres, germinó en la vocación de muchos de los sacerdotes al Prado de muy diferentes países y, en particular, en México lo sentimos como un verdadero iniciador y referente del Prado Mexicano. 

Incansable predicador internacional de retiros y ejercicios espirituales para sacerdotes. Siempre, en sus visitas, nos ha animado en el don del ministerio del Espíritu que hoy agradecemos a Dios.

 

¡MUCHAS FELICIDADES PADRE ANTONIO, NOS ALEGRAMOS CONTIGO Y CON TODA LA FAMILIA DEL PRADO!

Sabemos que la mejor manera de celebrar este aniversario contigo es avanzando en el compromiso hecho en el Prado.