CARTA A TODOS LOS MIEMBROS DEL PRADO

Limonest, 19 de julio de 2013

“PORQUE SU FE ES ALABADA EN EL MUNDO ENTERO” (Ro.1,8)

Queridos hermanos pradosianos y amigos:

A todos ustedes a quienes Dios ha llamado para vivir de la gracia concedida al Beato Padre Antonio Chevrier al lado de los más pobres de nuestro mundo: salvación, paz y alegría en el Señor.

Éramos cincuenta y siete delegados, reunidos del 2 al 19 de julio en Limonest para la Asamblea General de nuestro Instituto, y no dejamos de pensar en ustedes. En numerosas ocasiones nos alegramos por la fe que les anima y su resplandor – incluso en medio de las dificultades -, a partir del tema “Anunciar a los pobres la riqueza de Jesucristo”.

1- En el transcurso de nuestra primera semana, tuvimos la oportunidad y la alegría de oír comunicaciones y testimonios provenientes de todos nuestros Prados. Esto nos ha permitido comprender mejor las realidades sociales, culturales y eclesiales de nuestros diferentes países. De la misma manera, hemos medido bien los estragos que producen las violencias económicas, sociales y morales de nuestra época sobre los más pobres y sus familias.

Así, identificamos los desafíos que nos esperan, para seguir viviendo para los “pobres, los ignorantes y los pecadores” de nuestros países.  Todos percibimos la urgencia de que los pobres no sean solamente los “objetos” de nuestra preocupación pastoral, sino los actores mismos del anuncio del Evangelio en nuestras Iglesias respectivas.

2- Los siguientes días, también pensamos mucho en todos ustedes al dejarnos guiar por el Espíritu Santo, al momento de elegir a nuestro nuevo Responsable General: Michel DELANNOY (Francia), a sus dos asistentes (Xosé Xulio RODRIGUEZ-España; Armando PASQUALOTTO-Italia) y sus consejeros (Pedro JU SU OUK-Corea del Sur; Joseph MUSSER-Francia; Francisco Javier GARCIA CADIÑANOS-España; Héctor VILLA-México).

Al aceptar estas posiciones, los siete tienen la viva conciencia de estar al servicio de nuestro Instituto entero, pero también de la vocación de todos los pradosianos, en su diversidad.

Al mismo tiempo, dimos gracias al Señor por el hermoso testimonio y por el trabajo de nuestro Consejo General precedente. Con ustedes y en su nombre, agradecimos calurosamente a Robert DAVIAUD por sus doce años como Responsable General, así como a José Aristeu VIEIRA, Yves DELAVOIX, Ángel MATESANZ RODRIGO y Job Yo Bi KOO.

3- El lunes 8 de julio, celebramos la eucaristía sobre la tumba del Padre Chevrier, presidida por el Cardenal Philippe BARBARIN, arzobispo de Lyon. Fue otra manera de sentirnos unidos espiritualmente a ustedes, así como a todos aquellos que nos han precedido, en la comunión de la Iglesia Universal.

4- También hemos querido relatarles la importancia de lo que vivimos el sábado 13 de julio. Ese día, escuchamos largamente a los demás miembros de nuestra familia espiritual (fraternidad de los laicos consagrados, hermanas del Prado, miembros laicos del Instituto Femenino del Prado, diáconos permanentes, laicos asociados).

Su testimonio nos dio el gusto y el deseo de reforzar nuestros lazos de familia lo más que se pueda, en cada uno de nuestros Prados y a nivel internacional, a fin de volvernos más eficaces todos juntos para anunciar la riqueza de Jesucristo a todos los pobres, según nuestro carisma común y de manera adaptada a cada continente, a cada cultura y a cada situación.

5- En nuestras oraciones y en nuestro estudio de evangelio diario, a través de la calidad de nuestra vida fraterna, gracias al buen espíritu que presidió nuestros intercambios desde los más sencillos hasta los más profundos, pero también en nuestros momentos de descanso y hasta en la pequeña fiesta cultural que vivimos con alegría el sábado 13 de julio por la noche, ¡ustedes siempre estuvieron con nosotros!

6- Por último, estuvimos naturalmente en comunión con ustedes al momento de establecer las orientaciones que podrán guiarnos, bajo la responsabilidad de nuestro nuevo Consejo, para los próximos seis años, y cuyo texto se les hará llegar muy pronto. Desde ahora, les comunicamos el de nuestras convicciones.

Queridos hermanos, podemos en verdad dar gracias a Dios por este importante momento de nuestro Instituto.

También tenemos que expresarles nuestro agradecimiento por el apoyo eficaz de su oración y por todas las demás pruebas de apoyo a nuestra Asamblea, sea amistosas o financieras.

Oramos al Espíritu Santo para que apoye siempre nuestra respuesta generosa a Dios, que nos ha llamado a todos a trabajar para hacer que resplandezca la luz de Jesucristo ante los pobres, desde el levante hasta el poniente del sol, en el sur y en el norte de nuestro planeta.

Porque su fe es alabada en el mundo entero” (Ro.1,8)

Todos nosotros, delegados en la Asamblea:

de África (Burkina Faso, RD del Congo, Madagascar),

de América (Brasil, Caribe, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú),

de Asia (Corea del Sur, India, Vietnam),

de Europa (Italia, España, Francia, Portugal, Suiza),

y del Medio Oriente (Líbano, Egipto).

Asamblea-2013-carta-a-los-miembros-de-prado