fbpx

ARCHIVOS

Realizar búsquedas por mes o categoría:

ARCHIVOS

CATEGORÍAS

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL DEL EVANGELIO DEL 3er DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
/ La Luz de la Palabra.

La forma en que el Señor se nos va revelando durante el tiempo de la Navidad, que prácticamente acabamos de concluir, sigue una gradualidad pedagógica constante y creciente: en la celebración de la Nochebuena, se nos invita a contemplar junto a los pastores, -pobres entre los pobres de Israel, el misterio de la Encarnación, que ha escogido el camino de la pobreza, para anunciar la buena noticia de la redención ofrecida a todos los hombres sin distinción de raza, clase, género y condición; buena noticia que irrumpe en nuestra historia iluminándola desde la opacidad del Pesebre: allí donde todos esperarían una señal radiante proveniente del cielo, porque es el Altísimo el que está dando a conocer Su Rostro, ese Rostro, sorprendentemente, se deja ver en el signo del niño acostado en un pesebre y envuelto en pañales: el Todopoderoso hecho indefenso y frágil, inerme en la debilidad de la carne de un recién nacido.

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL DEL EVANGELIO DEL II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
/ El Cordero de Dios.

Dos son las sorprendentes revelaciones acerca de la identidad de Jesús que nos hace el Evangelio según San Juan, en el pasaje de hoy, con el que iniciamos el tiempo durante el año en este nuevo ciclo litúrgico. Las dos revelaciones puestas en boca de Juan el Bautista, quien aparece aquí no solo como el profeta que pone de manifiesto el designio de Dios, escondido desde antiguo, sino también como el receptor y testigo de la radical hondura del misterio de la encarnación, cuyo cumplimiento tiene ante sus ojos. Cada una de estas revelaciones corresponden a los dos títulos mesiánicos con los que el Bautista se refiere a Jesús: el Cordero de Dios, el Hijo de Dios.

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL DEL 4to DOMINGO DE ADVIENTO
/ El Justo del Señor.

Éste fue el origen de Jesucristo: María, su Madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.

Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de todos sus Pecados”.

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: “He aquí que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emmanuel”, que significa “Dios con Nosotros”.

Al despertar José hizo lo que el ángel le había ordenado, llevó a María a su casa. (Mt 1, 18-24)

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL DEL 3er DOMINGO DE ADVIENTO
/ El Desafío de un Signo

“Juan el Bautista oyó hablar en la cárcel de las obras de Cristo y mandó a dos de sus Discípulos para preguntarle: “¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro? Jesús le respondió: “Vayan a contar a Juan lo que ustedes oyen y ven: que los ciegos ven y los paralíticos caminan; los leprosos son purificados y los sordos oyen; los muertos resucitan y la buena noticia es anunciada a los pobres. ¡Y feliz aquel para quien yo no sea motivo de Tropiezo!

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL
/ Ustedes también estén preparados…

“Jesús dijo a sus Discípulos: cuando venga el Hijo del hombre, sucederá como en los días de Noé. En los días que precedieron al diluvio, la gente comía, bebía y se casaba, hasta que Noé entró en el arca; y no sospechaban nada, hasta que llegó el diluvio y los arrastró a todos. Lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre. De dos hombres que estén en el campo, uno será llevado y el otro dejado. De dos mujeres que estén moliendo en el molino, una será llevada y la otra dejada. Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor. Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a venir el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada”. (Mt 24, 37-44)

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL
/ La Soberanía de este Rey

Después que Jesús fue crucificado, el pueblo permanecía allí y miraba. Sus jefes burlándose decían: «Ha salvado a otros: ¡que se salve a sí mismo, si es el Mesías de Dios, el Elegido!». También los soldados se burlaban de él y, acercándose para ofrecerle vinagre, le decían: «Si eres el rey de los judíos, ¡sálvate a ti mismo!». Sobre su cabeza había una inscripción: «Éste es el rey de los judíos». Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo: «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros». Pero el otro lo increpaba, diciéndole: «¿No tienes temor de Dios, tú que sufres la misma pena que él? Nosotros la sufrimos justamente, porque pagamos nuestras culpas, pero él no ha hecho nada malo». Y decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». Él le respondió: «Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso».

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL
/ Cimientos Firmes cuando arrecia la crisis.

Como algunos, hablando del Templo, decían que estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas, Jesús dijo: «De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido».

Ellos le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo tendrá lugar esto y cuál será la señal de que va a suceder?». Jesús respondió: «Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi nombre diciendo: ‘Soy yo’, y también: ‘El tiempo está cerca’.

No los sigan. Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones, no se alarmen; es necesario que esto ocurra antes, pero no llegará tan pronto el fin».

Después les dijo: «Se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes; se verán también fenómenos aterradores y grandes señales en el cielo…

Read More

COMENTARIO EXEGÉTICO-ESPIRITUAL
/ Cuando nos urge el Hoy de Dios

Jesús entró en Jericó y atravesaba la ciudad. Allí vivía un hombre muy rico llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos.

Él quería ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, porque era de baja estatura.

Entonces se adelantó y subió a un sicómoro para poder verlo, porque iba a pasar por allí.

Al llegar a ese lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: «Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa».

Zaqueo bajó rápidamente y lo recibió con alegría.

Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Se ha ido a alojar en casa de un pecador».

Pero Zaqueo dijo resueltamente al Señor: «Señor, yo doy la mitad de mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le doy cuatro veces más».

Y Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que también este hombre es un hijo de Abraham, porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

Read More
Menu